Ya no me acuerdo de los lunares de tu

Ya no me acuerdo de los lunares de tu espalda, ya no me acuerdo cómo mis manos recorrían tu cuerpo, ya no me acuerdo de tus besos que me hacían subir al cielo.

-Alejandro Ortega.