Siempre hay tiempo para las cosas que

Siempre hay tiempo para las cosas que se quieren, nadie está demasiado ocupado como para no hablarte. Simplemente no eres tú su prioridad.

Señor equis