Pero a final de cuentas no es mentira

Pero a final de cuentas no es mentira que la culpa siempre es mía.