Pasados alternos.Flores de labios

Pasados alternos.

Flores de labios temerosos, imágenes borrosas en la madrugada. La realidad mezclada con los deseos más íntimos del alma o quizá del corazón ¿Cómo saberlo? Dicen los especialistas que los sueños reflejan eso que queremos en lo más profundo de nuestro ser. Frugal paraíso conjurado por la noche a dónde vienen de cuando en cuando los viejos amores, mal llamados “grandes”. Como visiones complacientes, sanadoras de vacíos. Amores que no fueron y no serán, pero que por al menos una noche no nos niegan el pan y la sal. Al menos una madrugada nos permiten besar los labios de la felicidad. Nos toman de la mano y nos cantan al oído. Amores que vienen cuando cerramos los ojos y nos dejan ganar al ajedrez. Escribo este texto que es más una injusticia que cualquier cosa, para esos amores pasados que me han visitado alguna vez en la noche mientras duermo. Que me han hecho despertar por la mañana con la sensación de un corazón lleno, de un corazón que amó y se supo amado, aunque fuera solo en un sueño. Escribo estás líneas como pequeño y muy personal homenaje a esos amores viejos que alteran las memorias y el espacio y el tiempo y nos hacen olvidar que dormimos y que no es más que un sueño, un deseo inútil de lo que un día quisimos que ahora solo sirve de consuelo a nuestro melancólico corazón. Amores que nos hacen vivir pasados alternos…

FantásticoSeñorZorro