Hola, me encanta tu blog….quisiera

Que no hay que cohibirse de ellas. La vida puede terminar en cualquier instante, las oportunidades pueden no volver y los deseos pueden suprimirse. Todos tenemos tentaciones y algunas veces nos decepcionamos por no haberlas seguido.