Aveces estamos tan empañados a

Aveces estamos tan empañados a mentirnos nosotros mismos que desarrollamos otra personalidad, nos cuesta creer que quizás cambiamos o nos estamos adaptando a un momento o sentimiento, negamos el haber amado, el haber soñado, el haber imaginado, por conformarnos con estar “normal” de que sirve la vida si planeas solo “existir” .