A veces uno tiene que ser un sábado por

A veces uno tiene que ser un sábado por la noche, y otras veces ser un domingo de peli, pizza y gatos.

Benjamín Griss